No a la porno-venganza, ¿qué es y cómo Facebook se pronuncia al respecto?

La porno-venganza es la publicación de material íntimo de una persona (mujer en este caso) sin su consentimiento.

0

La publicación de material íntimo de una persona sin su consentimiento es común en nuestros días. Terrible pero común. Prevén y denuncia la porno-venganza.

Ya sea que se trate de algún exnovio con hambre de venganza o algún ocioso con intención de generar un fuerte dolor de cabeza, miles de fotografías y videos son publicados con daños irreversibles a la reputación de la víctima.

Esta práctica es un problema grande en internet y también lo es en Facebook. Una vez más cuestión de machismo, pues tiende a centrarse en mujeres y sus consecuencias se extienden a la vida académica o laboral de la víctima.

Facebook, el sitio web de Mark Zuckerberg, trabaja con la intención de poner candados a haters y exnovios ardidos (esa es justo la palabra) que desean difamar, sin importar la razón. El staff de la famosa red social, analizó información de 150 organizaciones de derechos femeninos y decidió que necesitaba hacer más, según afirmó Antigone Davis, jefe mundial de seguridad en Facebook.

La red social informó que habilitará una herramienta para denunciar la porno-venganza, con la cual los usuarios podrán reportar una imagen como inadecuada e impedir que esta sea compartida (y viralizada por toda la web).

Al respecto, Cynthia Lowen (directora de cine estadounidense), quien se encuentra rodando Netizens, un documental sobre el abuso en línea, afirma “La pornografía sin consentimiento es utilizada, prioritariamente, contra las mujeres. Y es así porque funciona mejor contra ellas por nuestras percepciones culturales sobre el género y la desnudez. Una foto de una pareja teniendo sexo tiene el potencial de arruinar la reputación y la imagen de la mujer, pero no tanto la del hombre”.

Y además de los candados generados por Facebook y otras redes respecto a la seguridad de la información (y material) de los usuarios, es importante que generes tus propias restricciones. No olvides que toda imagen o video que ha sido compartido a través de internet permanecerá ahí por siempre, sí, por siempre. Cuida lo que compartes.

 

También podría gustarte